lunes, junio 11, 2012

Nintendo se sube al tren.

Comentario editorial originalmente publicado en www.gamemaster.com.mx el 11 de junio de 2012.

Francamente, el saldo del pasado E3 tiende más hacia lo “meh” que hacia lo “wow”. De las tres grandes, sólo PlayStation presentó propuestas interesantes que levantaron los ánimos de los decepcionados periodistas. Microsoft se enfocó demasiado en aferrarse a su lugar cómodo con Halo y Gears of War (en medio de aplicaciones y servicios que no sabemos ni siquiera si tendremos en México o cosas que ya hace mucho que otros aparatos hacen, como el SmartGlass), mientras que Nintendo se esforzó demasiado en explicar qué es eso del Wii U y presentó más Marios Bros. y demos técnicos (a los que les puso el sello de los personajes de Nintendo para poder venderlos) para su nueva consola englobados en “NintendoLand”.

De los llamados third party, el que más destacó fue Ubisoft, no sólo por su fortaleza y porque está en todos lados, sino también por nuevas propuestas como Watch Dogs y franquicias consolidadas como Assassin’s Creed III.

De ahí en fuera, pocas fueron las innovaciones y las propuestas. Parece que para realmente sorprendernos vamos a tener que esperar hasta la nueva generación.
Nintendo
LA GRAN N ES OTRA
Pero la columna de hoy no es un mero resumen de mi desencanto por el E3, sino que analizaré en ella el hecho que más me llamó la atención, el cual fue sin duda el giro de timón que Nintendo ha dado.

Como sabemos, Nintendo siempre fue necio/aferrado/fiel/coherente (elige el adjetivo que quieras) con sus ideas de centrarse en la diversión más que en la tecnología. Por eso, sin reparar en las consecuencias que traería para la industria, lanzó el Wii con la novedad de los controles de movimiento mientras que su competencia se atrevió a empujar a la industria más allá de sus límites conocidos usando la más avanzada tecnología.

La estrategia le funcionó “de perlas” a la Gran N, pues su Wii vendió como pan caliente. Sin embargo, de unos meses para acá, su cuerno de la abundancia comenzó a secarse, por lo que la empresa reportó pérdidas o no obtuvo las ganancias esperadas. Siempre me pregunté cuándo sería el momento en que la estrategia de Nintendo fallaría y por fin obtuve mi respuesta: la fórmula de estar en el lugar cómodo tarde o temprano termina por agotarse.
Nintendo
LOS INVITADOS SE VAN
Una de las múltiples razones por las cuales el Wii dejó de vender tiene que ver con el apoyo de los third party. Ellos, como es natural, siguieron avanzando mientras la Gran N se quedó en su lugar cómodo.

Pero el lugar cómodo no es precisamente el más accesible para todos. Por ejemplo, los juegos más vendedores como los FPS o los títulos de deportes, al ser siempre pan con lo mismo, sólo pueden basar su “novedad” en las innovaciones técnicas que incorporan, las nuevas engine, modos de juego en línea y demás adornos que les ponen para hacernos creer que son “nuevos” edición tras edición (Síndrome de la Stacy Malibú ®).

Lamentablemente para Nintendo, prácticamente ninguna de estas tecnologías son soportadas por el Wii. La Gran N confió ciegamente en sus desarrollos internos, dejando poco campo de acción a los third party. Los controles de movimiento que al inicio fueron como su mesías, al final pasaron a un segundo plano y los juegos comenzaron a usar el control tradicional horizontal, y hasta el Classic Controller empezó a ser más usado. La falta de infraestructura en línea de Nintendo fue el otro clavo al ataud.

La fiesta de la Gran N se acaba, la música se interrumpe, no queda más alcohol ni en los ceniceros, los invitados parten con los bolsillos llenos de dólares, las luces se prenden y los meseros comienzan a voltear las sillas sobre las mesas. ¿Es el fin de Nintendo?
Nintendo
NUEVA PACHANGA
¡Por supuesto que no! Nintendo está listo para organizar otra fiesta, sólo que hay un pequeño detalle: es una fiesta a la que todos ya fueron invitados y hasta ya se están yendo. Me explico.

En el pasado E3 Nintendo enseñó con bombo y platillo sus planes para entrar de lleno al siglo XXI con tecnologías “innovadoras” que van desde incorporar servicios sociales en línea, hasta contar con HD en sus juegos, usar su “tableta” táctil para controlar otros aparatos en el hogar y servir como pantalla adicional, tener servicios y aplicaciones en la “nube”, descargas digitales, control “profesional”, etc.

La Gran N de pronto recordó que desde hace años existe Internet y que para divertirte con tus amigos o familiares no forzosamente tienen que compartir el mismo espacio físico. También que no pasa nada si te alejas tantito de tu papá que quiere ver las noticias en la TV y tú quieres seguir jugando en otro lado con tu GamePad. Nintendo ha entendido que las familias y los hábitos de los jugadores han cambiado.

La cuestión es que ese tipo de tecnologías ya tienen varios años en el mercado de consumo. Esa fue probablemente la razón por la cual muchos nos la pasamos bostezando en su conferencia (hasta los más fans no pudieron evitar el dormitar un poquito).
Nintendo
QUIEN SOSTIENE A NINTENDO

¿Qué nos quiere decir Nintendo con esto? Que por más que se esfuercen en gritar a los cuatro vientos “¡VENGAN third party!, ¡vengan a mi fiesta! Esta vez TODOS podrán entrar sin importar qué tan avanzados sean sus juegos”, su mercado principal, y lo que será su pilar en los próximos años seguirán siendo sus mismos consumidores casuales de siempre.

¿Por qué? Porque para ellos, y sólo para ellos, todas las cosas que la compañía incorporará a su Wii U son novedades realmente. Los consumidores fieles a Nintendo, que no cuentan con otra consola más que el Wii o el DS/3DS y no están “al día” con la tecnología, no saben lo que es la alta definición, los servicios en linea, la “nube”, las descargas digitales…

Y que quede claro que eso no los hace inferiores a los que sí están enterados de esos servicios, no. Simplemente son consumidores que están cómodos con el entretenimiento que Nintendo les ha ofrecido y no buscan más. Y eso está bien, pues a nadie se le debe forzar a estar “al nivel” de alguien más.
Wii U
EL CONTEXTO
Sin embargo, ¿qué representa esto para la industria? Varias cosas, primero que ahora sí todos estos servicios podrán ser considerados como estándares en los videojuegos, pues “si Nintendo lo hace, ya es común”. Pasó con los controles de movimiento, y ahora pasará con todo lo enlistado párrafos arriba.

¿Cómo podría reaccionar la industria? Puede haber dos escenarios: que los demás se duerman en sus laureles y dejen que Nintendo se codee feliz en la fiesta con ellos (como un niño aislado que de pronto se vuelve popular y se puede llevar con los “grandes), o que la competencia tome esto como una llamada de atención y se dediquen a empujar a la industria más allá de sus límites.

Microsoft está muy cómodo con sus Halos y Gears of War. Sony tiene en Beyond y en Vita una esperanza. Pero son realmente los third party y las nuevas engines las que serán los pilares de la industria, sin duda. Los controles de movimiento y el 3D ya probaron que no son más que un adorno caro (tanto así que Nintendo se olvidó de los primeros, promocionando en este E3 un control “profesional” para los “hardcore”).

Nintendo se ha subido al tren de la “innovación” tecnológica (¡por fin!) para decirle a los third party que pueden contar con ella para correr sus juegos. Nintendo se está curando en salud, dándonos un mensaje oculto de que sabe que sus Marios y Zeldas no durarán toda la vida. Nintendo deja a un lado la necedad, rectifica el camino, y se une a la fiesta, ¿pero habrá llegado demasiado tarde? ¿Será que ni pastel alcanzará?

Opinen por favor, ya sea aquí o en mi twitter @POketronik. Me interesa mucho saber qué tienen que decir al respecto.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Recibe Psicodiarrea en tu mail