viernes, enero 08, 2010

Crítica/Reseña: Zombieland - Tierra de Zombies

Zombies, chicas guapas y situaciones clichés, ¿necesito decir más?

Todo esto es lo que nos propone Zombieland o Tierra de Zombies, una comedia con toques de horror que nos sitúa en un planeta Tierra infestado de no-muertos debido a una extraña infección que rápidamente se expande convirtiendo a los “virtuosos” habitantes de Estados Unidos en seres sedientos de sangre y tripas.

Bueno, de entrada, ¿qué película que contenga zombies se puede tomar en serio? Desde los créditos iniciales, el director, Ruben Fleischer, deja ver la intención que tiene con esta película: llenarnos los ojos de situaciones simplones, diálogos ridículos, burlas al subgénero de zombies y homenajes a películas.

Para lograrlo, pudo conjuntar un elenco efectivo, consistente en sólo 4 actores en quienes recae todo el peso de la trama: el gran Woody Harrelson, Jesse Eisenberg, Emma Stone y Abigail Breslin son el “hombre rudo” más sensible del mundo, un nerd que no le tiene miedo a los zombies sino a los payasos, una chica ruda más inteligente que bonita y una chiquilla precoz, respectivamente. Pon a estos 4 dispares personajes en una tierra llena de zombies y locaciones clichés como parques de diversiones, supermercados y casas de los sustos y ¿qué obtienes? Una de las películas más divertidas que he visto en los últimos meses.

Y es que, acéptemoslo: desde sus inicios el subgénero de zombies ha estado plagado de malos argumentos, guiones terribles, maquillaje infame, situaciones ridículas y actuaciones paupérrimas (claro que no hay que ignorar ni demeritar grandes clásicos como las películas de George A. Romero). De toda esta “fama” de aprovecha Fleischer para crear una comedia descarada y actual sobre el Apocalipsis zombie que tantas películas, libros y productos de ficción ha inspirado.

En Zombieland los no-muertos no son tomados con la “seriedad” de películas como Resident Evil o la misma Night of the Living Dead, sino que más que ser una amenaza súper poderosa o infame, se convierten en viles y llanos “props” que los protagonistas utilizan para hacer chistes e involucrarse en situaciones hilarantes. Tratar a los zombies como simples props, ya de entrada merece un aplauso muy sonoro, pues eso es algo que no muchos han hecho de una forma tan efectiva como lo logró el director. Además, seamos sinceros, eso es algo que muchos hemos querido hacer y que videojuegos como Dead Rising nos lo han permitido.

Todas estas situaciones están apoyadas por las “reglas” que el nerd, Columbus, establece para poder sobrevivir al mundo zombie, las cuales obviamente están inspiradas en otras películas del subgénero y son el eje fundamental de los mejores chistes de la cinta.

El haber usado lugares comunes como parques de diversiones, supermercados o casas de los sustos no demuestra más que el afán del director de divertirse y de divertir al público. Da gusto ver una cinta desenfadada, sin mayor pretensión que la simple diversión. A veces, estas “inocentes” películas son las que mejor logran su objetivo.

Mención aparte merece la extremadamente hilarante aparición de (*OMITO EL NOMBRE DE ESTA CELEBRIDAD POR PETICIÓN ESPECIAL DE LA DISTRIBUIDORA* *NO SPOILERS*) quien hace un cameo en el momento más descaradamente simplón de la película, burlándose de sí mismo en una situación 100% absurda y ridícula. Pongan mucha atención a la aparición de esta celebridad porque se trata de uno de los mejores y más divertidos momentos de la cinta.

Todo el elenco está genial en su papel, pero quien brilla a todas luces es Woody Harrelson, quien se nota que tampoco se tomó muy en serio su participación en la cinta, pero es por eso mismo que logra momentos hilarantes y ridículos.

Vean Tierra de Zombies, echarán muchas carcajadas. Vale la pena dejar su cerebro en neutral (o en “estado de zombie”) y dejarse llevar por su premisa. Su corta duración y su argumento poco concluyente no impiden que pasen un excelente momento de buen humor y vean una historia que, a pesar de su simpleza y humor descarado, es redonda. Espero con ansias la segunda parte.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Recibe Psicodiarrea en tu mail