martes, junio 30, 2009

El caso HP - MTV o El arte del diseño funcional

Hace dos años, lo que parecía ser un slogan más ("La computadora ahora sí es personal") se materializó en un concurso que despertó del letargo a muchos chavos alrededor de Latinoamérica y exploró un nicho de mercado algo ignorado pero urgente: el diseño en laptops. Arte, funcionalidad y libertad de expresión fueron la batuta de esta aventura. Los resultados fueron bastante satisfactorios.


Si tu laptop tuviera que decir algo sobre ti sin utilizar palabras, ¿qué le pondrías? Esta pregunta activó las neuronas de muchos chavos alrededor del mundo y al final quedó demostrado que sí se podía llevar a la acción un slogan que en otras circunstancias se hubiera quedado en el papel o en la TV aunque fuera muy atractivo.

Con el apoyo de MTV, la convocatoria llegó a muchos rincones y las propuestas comenzaron a surgir de todos lados.

Ya no fue sólo una onda de "enchular" tu laptop, sino que se convirtió en una combinación de diseño, libertad de expresión, arte e individualidad. Ésta fue la propuesta ganadora:

"Odisea Asiática" de Joao Oliveira, Portugal, 20 años. Fue seleccionada de entre 8,500 diseños inscritos de todo el mundo. El diseño ganador también movió la mente de varios diseñadores que comenzaron a pensar cómo quitarle la monotonía a las computadoras.

Este año el reto será quitarle la monotonía a la vida en general, ya no sólo a las computadoras. Los medios de expresión serán más amplios y acordes con nuestros intereses. Continuará el fomento a la creación artística. Pronto más detalles...
Sigue leyendo

jueves, junio 25, 2009

Recordando Michael Jackson's Moonwalker

Se mide la trascendencia de un hombre por el número de vidas que ha tocado. Michael Jackson tocó millones de ellas por su talento y por los medios en los que estuvo. Fue el Rey de la cultura pop: estuvo en cine, música, televisión, moda y, obvio, VIDEOJUEGOS.


En 1988, Jackson filmó la cinta Moonwalker, un experimento bastante surrealista que evidenciaba la popularidad y excentricidad que representaba en ese momento. Ya en ese entonces se comenzaba a pensar en productos multimediáticos, algo que hoy en día es cosa de todos los días. Por eso es que SEGA lanzó dos videojuegos lejanamente basados en dicha cinta, uno para arcade (maquinitas) y otro para las consolas caseras Genesis/Mega Drive y Master System. Ambos fueron lanzados en 1990.



Jackson se involucró directamente en la producción de ambas versiones, por lo que su historia y concepto fueron constantes, pero el gameplay fue diferente en cada una.

Por supuesto, rolas tan famosas y buenas como Beat it, Smooth Criminal y Bad estuvieron presentes en sus gloriosas versiones de 8 y 16 bits que hoy por hoy están tan de moda.


En los juegos, Jackson se enfrentaba a un siniestro personaje llamado "Mr. Big" y a sus secuaces para rescatar a unos niños secuestrados. Para derrotar a sus enemigos, Michael utilizaba sus famosos pasos de baile para "himnotizarlos" y a su chango mascota "Bubbles" para orientarte. También se podía convertir en un robot que haría temblar al T-1000.


A lo largo del juego, manejabas a Jackson por cavernas, antros, calles solitarias en la noche, cementerios y, obviamente, la fortaleza del malo. Todo bajo una estética que combinaba películas de acción, sus videos musicales y comic (?).



Los escenarios de los juegos se inspiraron en los de la película, pero el gameplay fue diferente en ambas versiones: en la casera, la vista era totalmente en 2D, al estilo de los mejores beat-em-up; mientras que en la arcade la vista era de 3/4 y aérea.

Michael podía "golpear" a sus enemigos (zombies, cacos y hasta dobermans) usando patadas de baile, lanzando su sombrero, estirando la mano o dando vueltas en su eje, como en sus mejores conciertos. ¡Hasta emitía su característico gritito mientras apretaba su entrepierna! Obviamente, también podías hacer el famoso "moonwalk" y usar un ataque especial en el que Jackson ponía a bailar a todos los enemigos de la pantalla y éstos, al no poderle seguir el ritmo, explotaban.


Moonwalker mantuvo la tradición de los beat-em-up tradicionales, por lo que encontrabas un jefe al final de cada nivel, tenías una barra de "sangre" y cierto número de vidas.



Al final, Jackson se enfrenta a "Mr. Big" convertido en una nave intergaláctica y los niños vivieron felices para siempre (?). Según el juego, no se sabe qué pasó con Michael después de derrotar a "Mr. Big"...



Más allá de ser un simple instrumento del marketing, este juego, por lo menos en su versión arcade, resultó ser BASTANTE bueno, con buen reto, innovaciones y un ambiente bastante surreal que lo hizo único. Muchos lo recordamos con cariño y le invertimos muchos pesos en las maquinitas. Retrató muy bien la grandeza y excentricidad que siempre acompañaron al Rey del Pop, así como sus sueños, fantasías, obsesiones e innegable talento y visión.


Pero esta no sería la última vez que el artista invadiría el mundo del entretenimiento electrónico: tuvo apariciones en los títulos Space Channel 5 y Space Channel 5: part 2 (también de SEGA), así como en Ready to Rumble Boxing: Round 2 de Midway. Así mismo, se rumoró que participó en la banda sonora de Sonic the Hedgehog 3.

Se dice que conservaba un gran número de consolas y arcades en su rancho "Neverland", mismas que serían subastadas por el mismo Rey para recuperarse económicamente.


Entonces no cabe duda que el Rey fue grande y excesivamente trascendental en la vida de todos. Sólo imaginemos los millones de vidas que llegó a tocar, incluso hasta de los que nos denominamos "Gamers" y disfrutamos de su música gracias a los videojuegos en los que participó.

Si tienen su SEGA y de casualidad conservan esta joya llamada Michael Jackson's Moonwalker, desempólvenlo y juéguenlo hoy a la memoria del Rey, Michael Jackson.

Descanse en paz.
Sigue leyendo

martes, junio 23, 2009

Reseña: Rabioso Sol, Rabioso Cielo

Acudí a ver Rabioso Sol, Rabioso Cielo por la curiosidad que me despertó El Cielo Dividido, una película más antigua del mismo director Julián Hernández, y porque me enteré que había ganado un prestigioso premio en el Festival de Berlín. Otra razón es que el estilo del director me llamó la atención, a lo mejor porque se asemeja al estilo visual y narrativo que a mí en lo personal me gusta, así que a pesar del mal sabor de boca que me dejó El Cielo Dividido, decidí darle una segunda oportunidad.


El Cielo Dividido (perdón) es un gay-flick bastante pretencioso que raya en lo porno. El 99% de las escenas de sexo sobran y la trama es altamente reiterativa. Las tomas se repiten, las actuaciones igual. Realmente a los 5 mins. de la cinta comprendí de qué iba todo, y el final es igual de predecible, dada su notoria carga de clichés del mundo gay. Realmente nunca la he visto todita porque me quedo dormido. Y ya intenté hacerlo dos veces: una en el cine, y otra en mi casa.

Rabioso Sol, Rabioso Cielo es otra cosa.

De entrada, estamos hablando de una cinta en blanco y negro con una fotografía audaz e impecable, muy agradable a la vista, poética, coherente con la trama y con los efectos auditivos y visuales. A mi gusto, es el punto fuerte de esta cinta, es lo que me permitió resistir los 180 minutos de duración. Es lo que me mantuvo sentado en la butaca.

Los escenarios, aparentemente comunes, adquieren un misticismo y una magia muy notables, gracias en parte a la acertada iluminación.

Hernández repite la "fórmula" de mostrar los desafíos y desencuentros del amor gay, aunque con otra visión (de la que hablaré más adelante). Sin embargo, gracias a sus tomas, a la fotografìa y a la iluminación, escenas que podrían pasar como clichés se convierten en parte de un todo agradable, en donde el sexo es parte de un universo narrativo bien integrado, y no brinca o choca como en El Cielo Dividido.


La trama está basada en un conjunto de leyendas en el que dos elementos cósmicos (?) se disputan el amor de un ser humano, mientras que una especie de diosa, El Corazón del Cielo, guía al héroe de la historia para recuperar al ser amado luego de que es secuestrado por otro ser.

La película tiene dos partes, una urbana de dos horas, y una mítica al final, de una hora.

En la primera parte, vemos de nueva cuenta los azares y desventuras de tres personajes que buscan el amor o se lo pelean. Envidias, amor verdadero, poder y acciones peligrosas se mezclan en un relato muy onírico pero con pies y cabeza.

Las locaciones citadinas (cine porno, puentes vehiculares, el transporte colectivo, Peñón Viejo...) ayudan mucho a transmitir lo que el director buscaba y a quitarle peso al estereotipo de "amor gay", para convertirlo en amor, simplemente, sin etiquetarse. Amor más allá de lo terrenal, amor en su estado original, por así decirlo. Una actitud que yo le agradezco como público.

En la cinta no sólo se habla de amor idílico, sino de los problemas que tenemos para comunicarnos, el miedo de perdernos en la masa social, las expectativas que se tienen en la vida, entre otras cosas con las que algunos se podrán identificar. Depende del público en dónde quiera concentrarse.

Las dos horas que dura esta primera parte se me fueron casi sin notarlas, salvo cuando comienzan los debrayes y lo onírico en exceso.

No voy a clavarme tanto en la segunda parte. Se trata de un relato "mítico" en el que vemos al héroe buscando a su ser amado que ha sido secuestrado por el otro en cuestión, con ayuda de la diosa. Es una estética como prehispánica, filmada en su totalidad en los desiertos de Querétaro... con pirámides y toda la cosa O__o


La trama se convierte en una especie de cuento de hadas mezclado con leyenda precolombina. Pero también parece un híbrido entre las pelis de El Santo, La Bella Durmiente y Romeo y Julieta. Es un capricho del director, un gusto personal, una mirada hacia el amor con una estética llena de guiños (erotismo y desnudez) hacia el público gay que bien podemos quitar en su totalidad para quedarnos con la primera parte sin ningún problema.

La cinta apenas será distribuida comercialmente en México, aunque ya se ha presentado en Guadalajara y ahora, en el Festival Mix del D.F. El director comentó que se hará una versión más corta para su estreno oficial. Seguramente quitarán la parte "mítica" o la dejarán, pero acortada. No lo sé.

Rabioso Sol, Rabioso Cielo es muy superior a El Cielo Dividido. Si a ti no te late la onda del sexo gay o eres un poco "impresionable", vale la pena que te quedes con su bella estética, con su intento de integrar sonido, imágenes, poesía y trama (sin recurrir a los diálogos), y con sus mensajes no tan evidentes.

Precisamente eso fue lo que me llamó la atención: que aquí sí vemos un intento del director por comunicar, por permitir que el público piense y arme la historia en su mente, aunque su uso de los simbolismos y la poesía es un poco pretencioso. Sin embargo, veo la cinta como un todo y me parece recomendable.

Julián Hernández

Aunque eso sí, las películas de Julián Hernández no son para todos: ya sea por su temática gay, por sus pretenciones, por su ausencia de diálogos, por ser en blanco y negro, por su uso no ortodoxo del sonido, por su iluminación o por su duración. Por lo que quieras. Si buscas un pretexto, SEGURO lo encuentras. No es para todos. Punto.

Y tal vez sea por eso que vale la pena.

(Si te late saber mucho más de la producción de esta cinta, visita ESTE BLOG, vale mucho la pena).
Sigue leyendo

domingo, junio 21, 2009

Pensar México - más estereotipos contra los videojuegos

¿Los videojuegos enseñan a matar a los niños?, ¿si juegas durante varias horas sin descanso te va a dar epilepsia?, ¿los asesinos de Columbine eran adictos a los videojuegos?, ¿en qué momento los videojuegos comienzan a ser una adicción? Estos y otros argumentos sin sentido fueron discutidos en el programa Pensar México de Proyecto 40, en el cual participé.


El pasado 12 de junio tuve la oportunidad de participar este programa. Antes que nada GRACIAS a quienes lo vieron en vivo o lo han visto en el sitio de Proyecto 40 (aunque lo hayan subido un poco tarde). También gracias a mi buen amigo RO por haber grabado el show.

Si no lo han visto, pueden entrar a proyecto40.com > Internet TV > Pensar México > Viernes 12 de junio 2009.

Ya estamos en el 2009, casi termina la primer década del siglo 21 y en México la palabra "videojuegos" sigue siendo tratada en los medios de comunicación como un pretexto para crear polémica, amarillismo, confrontación y polarización. Los videojuegos son puestos al nivel de otros temas "polémicos" como el chupacabras, los OVNIS, las predicciones del Brujo Mayor o los políticos honestos: se convierten en mito, en tema incendiario que busca rating, y en buen pretexto para desinformar (aunque el objetivo real sea "informar").

Todo esto es reflejo del gran desconocimiento que aún existe en nuestro país sobre esta industria y de paso sobre el gran retraso tecnológico (e ideológico) que padecemos. Basta recordar que la industria vale varios billones de dólares y, como se mencionó en el programa, está a la par o ha superado ya a industrias tan trascendentales como la música o el cine.

Pero repito que esto demuestra que para muchos mexicanos, los videojuegos siguen siendo cosa de ciencia ficción, cosa "del diablo". Generadores de mitos urbanos y leyendas truculentas, como el telele o el coco. Verdaderamente lamentable.

Leyendas y mitos como que enseñan a matar a nuestros niños, que causan epilepsia (como si ésta se contagiara como gripa o influenza), o que son una fuente de adicción peor que el tabaco o el alcohol. Mitos y desinformación lamentablemente apoyados por doctores y especialistas que por su mente cerrada aleccionan a las personas negativamente. Y es que ya saben cómo somos: si lo dice un licenciado o un doctor o el que tiene un "diploma", pues hay que creerlo, porque "sí sabe". Por eso estamos como estamos.

Tal es el caso de Guillermina Baez (o Baena), de quien, cabe aclarar, no niego su formación, ni "falto al respeto" a su currículum, ni pongo en duda sus años de servicio a la ciencia. Lo que sí diré es que es MUY grave que una persona con taantísima formación se ponga a vomitar (porque esa es la palabra) dichos tan falsos como que los videojuegos enseñan a matar.

Aún es más grave que no pueda sostener sus argumentos, ya que al principio del programa mencionó un rotundo NO a los videojuegos. Luego se desdijo y comentó que se puede jugar, pero sólo 3 horas seguidas. Luego salió el tema de la epilepsia y de los dolores físicos, dando a entender que si juegas más de ese tiempo comienzas a sufrirlos, a lo que le contesté que eso era falso. ¿Por qué desinformar de esa forma? Se supone que la ciencia debe ser imparcial, ¿no? Posiblemente se deba a que Guillermina tiene muchos problemas para disciplinar a su hijo, pues ella misma confesó en el programa que tiene todas las consolas y que no puede despegarlo de ellas. Pero ¿de eso también tienen la culpa los videojuegos?

Por otro lado, aunque me cayó excelente la conductora, me quedé con ganas de que fuera más imparcial y que sí ayudará a plantear un tema y a cerrar las discusiones, pues el programa nunca tuvo una dirección clara. Ésa es otra consecuencia de querer reducir un tema tan amplio y rico como son los videojuegos a un programa de debate de una hora en donde se quiera hacer polémica. Aunque eso sí, mi gamer interno me hizo adorar a Carolina, la conductora, sobretodo cuando cuestionó el ensayo de Guillermina en cuando a lo de las 3 horas de juego se refiere. ¡Bien! jejeje

Y fue una lástima, porque sinceramente creo que el panel estaba muy completo: hubo un productor, un gamer y los especialistas (aunque nunca pudieron convencer con sus argumentos). Había personas involucradas en diferentes ámbitos de los videojuegos y siento que fuimos un tanto desperdiciados.

Mi conclusión sobre el programa es que no sirvió para aclarar conceptos ni para orientar mejor al público sobre esta "nueva" tecnología, sino para llamar la atención sobre el gran rezago que tienen los medios de comunicación al respecto de este tema en nuestro país y su afán por el sensacionalismo. A lo mejor con Andrés Roemer hubiera sido mejor.

Hay que debatir, sí, pero no veo en México ningún espacio en donde se pueda hacer de la mejor forma. ¿Hasta cuándo?
Sigue leyendo

jueves, junio 11, 2009

Pensar México - debate sobre videojuegos


HEY! Nada más para avisarles que este VIERNES 12 DE JUNIO estaré como invitado en el programa PENSAR MÉXICO de PROYECTO 40. El programa es EN VIVO a las 15:00 hrs (3 PM). Pensar México es un programa de debate y en esta ocasión el tema será... sí, los VIDEOJUEGOS. Ojalá lo puedan "guachear" y luego lo comentamos. =D
Sigue leyendo

Permanencia involuntaria 94

En esta nueva edición de Permanencia Involuntaria platiqué con Fausto Ponce sobre lo que sucedió en el Electronic Entertainment Expo de Los Ángeles, California, que recién se celebró los primeros días de junio. ¿Cuáles fueron los juegos presentados?, ¿Qué novedades y periféricos presentaron las principales compañías?


Este E3 revivió muchas de las ilusiones y emociones que sentíamos en las ediciones pasadas. Grandes novedades y muchos juegos revivirán a la industria, aquí hablamos de algunos de ellos.


Además, en esta edición de Permanencia Involuntaria:

Sin nombre y UP en cine
Novelas de Daniel Goldman y Fabio Morabito
Además, buena música

¡Escúchalo todito!
Sigue leyendo

Recibe Psicodiarrea en tu mail