martes, julio 11, 2006

Hierba mala

El doRmingo terminó la serie de TELEVISA "El Privilegio de Mandar", un programa que para mi gusto es de lo mejor que hemos visto en la televisión mexicana desde hace mucho tiempo, por su producción y la creatividad de los que trabajaron en él. Se evidenciaron muchísimas cosas, como el ingenio del mexicano y lo surreal que puede ser la política en este país.

Muchos esperábamos con gusto el último episodio, muy prematuro, tal vez.

Lo siguiente es la escena final de "El Privilegio de Mandar".




Yo no estoy contento porque ganó Calderón, más bien me alegra que no haya ganado el PG. Por lo tanto, este tipo de cosas me parecen una MIERDA, y de TELEVISA... para variar.

Es una forma descarada de atacar al PG y de apoyar a la derecha, la misma que apoyó la Ley de Medios y la misma que apoyó una libertad de expresión mal encaminada ofrecida por el gobierno y mal empleada por los políticos y la disque opinión pública.

Se supone que en el video, "Carlinflas" es la voz del pueblo que reclama a López Obrador sus impugnaciones y mentiras. "Carlinflas" no es la voz del pueblo, sino la voz de Televisa que cree saber qué es lo que piensa el pueblo, o la que quiere dar voz al pueblo, una voz tendenciosa y con pretenciones derechistas.

"Carlinflas" reclama a fin de cuentas lo mismo que yo, pero hay una gran diferencia: yo, como ciudadano libre e individual, estoy usando este espacio para emitir mi opinión sobre el tema; en cambio, el actor es la voz de una empresa, la más importante de medios de comunicación de América Latina, la más importante de México.

Qué vergüenza, señores televisos. ¿Dónde está la imparcialidad, la neutralidad? Se nota a leguas que hay favores que se deben pagar y tendencias que no es conveniente que cambien.

No apoyo a MALO, pero tampoco la manipulación ni la chafez. A ellos les pido también que se ahorren sus comentarios, y que no enturbien más la de por sí desorientadísima opinión pública actual.

No estoy en contra de la libertad de expresión, simplemente que como empresa, como "líder" de opinión, hay cosas que debes manejar siempre con muchísima cautela. Una de ellas es tu preferencia política. Porque aquí no habló "Carlinflas", habló TELEVISA.

Pero por supuesto que no sólo se trata de una simple preferencia. Hay muchísimos más intereses en juego.

A Televisa y a los que siguen contaminando el ambiente social y político, les pido de nueva cuenta y con todo respeto:

¡¡¡CALLATE CHA-CHA-LA-CA!!!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Recibe Psicodiarrea en tu mail