jueves, julio 28, 2005

Había ganado otro concurso

¡¡Había ganado otro concurso!! No sé de qué exactamente pero ¡¡había ganado de nuevo!! No recuerdo con quién estaba platicando sobre eso precisamente: sobre de que uno que es “probe” sólo puede viajar mediante los regalos o los concursos. Así se me hizo conocer Corea y así fue esta vez también…

Tenía que preparar todo para el viaje, el cual iba a ser largo. Sobretodo, había que dejar listo esa onda de los papeles y el aspecto burocrático. Raro, pero mi papá me iba a acompañar… Cuando llegamos al aeropuerto, ni siquiera me pidieron mi pasaporte. Todo era muy raro, como si fuera un fantasma, pero la gente sí tenía comunicación conmigo. Pasé sin ningún problema para subirme al avión.

Llegamos. No cabía en mí de la felicidad de estar viviendo todo eso. Es una frase cliché, pero realmente era “un sueño hecho realidad”. Cuando llegamos nos encontrábamos en una zona muy rara. Algo así como una oficina de aduana, o la embajada, o simplemente una sala del aeropuerto. Ahí pensé que revisarían mis documentos para entrar al país, pero no… nadie me preguntó nada ni me detuvieron, simplemente pasamos mi papá y yo como Pedros por su casa.

En aquel lugar había muchas personas japonesas como en una especie de curso, no sé si era de japonés o de alguna otra cosa. Tenían una televisión y se la pasaban hablando en japonés. Había niños y adultos. Quise pasar desapercibido. Había folletos de turismo en un estante giratorio. Al salir de lo que parecía ser una sede diplomática, había muñecos de los Caballeros del Zodiaco en venta. Parecían ser piratas. Pero de todas formas los vi como si fueran las joyas más caras y lujosas del mundo. Había también otros muñecos, variados, de muchos personajes conocidos y otros desconocidos…

¡¡¡NOOOOOOOOO!!! En ese momento recordé una cosa terrible: había olvidado mi cámara digital T___T Me sentí muy estúpido en ese momento… claro: eso me pasa por no dormir a mis horas. Lo que pasa es que el día anterior a mi viaje, llegué de la escuela con muchísimo sueño, y lógicamente apenas llegué a mi cama, me quedé profundamente dormido. Las horas se me pasaron y me levanté a las carreras a preparar mis cosas. Antes de dormir, aventé mi mochila donde siempre, sin siquiera preocuparme por las cosas que debía sacar de ella o meter para mi viaje. Me valió. Como siempre, me valió.

El caso es que no había metido mi cámara… busqué por todos lados y nada. Me odié tremendamente en ese momento. Sin embargo, como un héroe de videojuego, mi papá salió al rescate y me mostró una cámara que yo no sabía que había comprado. Era gris, muy delgadita, chica, chida. Pasé de la amargura al éxtasis total. De nuevo la alegría había llegado. Sin embargo, seguí revisando mi mochila, mi vieja compañera de aventuras, y ¡¡oh, sorpresa!! En la pequeña bolsa de adelante, ¡¡había dos celulares con cámara!!… inmediatamente traté de recordar el cómo habían llegado ahí esos aparatos… ¡ah, claro! Lo que pasa es que un par de amigos me dieron su celular el día anterior para que se los arreglara, los metí en mi mochila y se me olvidó sacarlos antes del viaje, JAJAJA. Pero ahí no acabaron las sorpresas… ¡¡También en la bolsa delantera había un cargador de celular!! Seguramente era compatible con los celulares que traía. Todo iba perfecto…

Comenzamos a caminar y a meternos entre las calles. Aparecieron unos amigos que no reconocí. La única que me pareció familiar fue Reyna. Se le veía contenta. ¿Y mi papá dónde quedó? Las calles de aquel lugar eran raras. Llegamos a una especie de callejón. Lo primero que noté fue la arquitectura. Era muy rara, pero extrañamente familiar. No paraba de hablar. Le dije a Reyna que se parecían mucho a las vecindades mexicanas porque su color era como el del metal oxidado. Luego volteé a mi izquierda y vi unas inscripciones raras. En ese momento pensé que era escritura en ruso pero ya que lo reflexioné la verdad es que no eran nada, sólo unos garabatos que adornaban las paredes del lugar.

Seguimos avanzando y encontramos un local de videojuegos. El lugar era oscuro, apenas entraba la luz del sol. Había chavos jugando en las "maquinitas". Vi unos letreros con flechas que anunciaban una tienda. Pensé que era el momento perfecto para comprar algunos recuerdos. Mientras caminaba por el local, reconocí muchas caras mexicanas. Era como si me hubiera metido en una arcadia de mi ciudad, con la misma gente que me encontraría ahí. Avancé y encontré la tienda, que realmente era un par de estantes enclavados en una esquina del mismo local. Comencé a husmear, pero me desencanté rápidamente porque me di cuenta que todos esos artículos los podía conseguir en México a un precio mucho menor y eran exactamente iguales: desde cosillas de Hello Kitty! hasta miniaturas de personajes famosos. Salí del lugar algo decepcionado.

Al salir me encontré con Rocío, mi gran amiga de la secundaria. Parece ser que fue con ella con la que hablé acerca de los concursos y todo eso, porque me dijo al verme: “¿ves? Seguramente estás aquí por un concurso, ¿no?” o algo así, la verdad no recuerdo bien sus palabras. Nos dimos un abrazo muy afectuoso. Hacía mucho tiempo que no nos veíamos. No le entendí bien, pero parece que ella ya vivía allá.

Recordé súbitamente que mi papá me dijo que me iba a esperar en algún lugar específico que, extrañamente, identifiqué al instante. Salí con Rocío a recorrer esa tierra extraña. Volteaba para todos lados, pero sobretodo hacia arriba porque me fascinaron los rascacielos. Todos diferentes el uno del otro.

El ambiente estaba nublado… todo era como gris… pero me sentía muy contento de estar ahí. Rocío también se veía contenta. Al ir recorriendo las calles, pude ver todo tipo de mercancía, extrañamente familiar. De pronto a lo lejos distinguí la figura de mi padre que me esperaba en un lugar muy extraño. Había agua, algo así como fuentes y una estructura muy parecida a la pirámide del museo del Louvre en París. Me trepé a una bardita y caminé por ella haciendo equilibrio. Llegué con mi papá.

Observé mi mano…

Luego, desperté…
Sigue leyendo

domingo, julio 17, 2005

Payaso de Rodeo


Desde aquella vez ya ha pasado bastante. Qué bueno que existe testimonio de todo esto. La neta sí me ha hecho bien recordar todo esto ahora que vivo un momento tan raro. Ya estoy sonriendo. En la foto de arriba, otra vez estoy con la bella Aurora. Además ese día estábamos ahí porque iba a ser su cumple (¿o ya había sido? =P) Bueno, el caso es que ella es la neta. No convivimos mucho pero no sé porqué como que le tengo cierto aprecio *____*


Así me dicen los que me conocen. JAJAJAJAJA


Se la robé tantito al Chayo. A ver si no se venga, jajaja.


Taconéyele, comadre, taconéyele.


Cada oveja con su pareja... pero no faltan las ovejas descarriadas como yo, JAJAJA

XDDDD


Que se po, que se po, que se pongan botas... Que se qui, que se qui, que se quiten tenis...


Está peligroso eso, ¿eh?


Parejas en el ruedo...


¡Tómela!


Se ve medio borrosa, por la maldita iluminación del lugar, pero a'i tan mis compinches. ¡¡LOS EXTRAÑO, CANIJOS HIJOS DE SU ME SALUDAN A LA SUYA!

XDDD



Esa foto comprometedora muestra al Juan Calitros con su novia. Chale, yo creo que sí la voy a usar en algún momento que me convenga para chantajearlo, MUAJAJAJA. Ella es hija de familia. Él, también.


Sí está chidillo el Rodeo Sanfa Fe.


La pareja del semestre pasado. Un téngele. Un par de buenas personas. Nos usurparon el lugar a cierta personita y a mí, JAJAJAJA! pero bueno, hay que darle paso a las relaciones frescas, y, además ¿a poco no se ven retegonitos, man'tos? La Paoli 18+3 y el Poke no Gakusei, Chayo. Espero que sigan siendo la pareja del siguiente semestre... aunque quién sabe... a lo mejor algunos por ahí les usurpan el lugar...


A primeras horas de la noche, todo se ve más rosa de lo que es en realidá.

En el rodeo me la pasé chido, la neta. Seguramente vamos a regresar. ¡AH, se me olvidaba! La pista se abrió con la de "Payaso de Rodeo" O___o Chale, esa rola sí saca mi espíritu de trompo descarriado XDDD Uhhh... ya no aguanto tanto como antes... me estoy haciendo viejo T___T
Sigue leyendo

Dónde habrá sido







Cerca de alguno de estos lugares (cercanos entre sí) vivía ella. No le he preguntado dónde exactamente, es más, ni siquiera ha visto estas fotos. Pero no sé si es el mejor momento para recordarle ese pasado feliz. Mucho mejor que el presente. Mucho mejor que el futuro.

Los pasados felices simplemente no regresan. Esos no. Qué bueno que quedan las fotos. Y los recuerdos...
Sigue leyendo

Gotita de felicidá

Dados los más recientes acontecimientos en mi vida, es un excelente momento para abstraerme del mundo y sonreír un poco. Porque eso sí: el pasado te condena, pero también te brinda un poquitito de vida.

Resolviendo pendientes.



Recargado

La catedral de S.L.P. tiene muchos detalles muy chidos. Me hubiera podido quedar horas observando, tratando de descifrar un poquito de ese pedazote de historia.


Ironía

Cuando me case, va a ser en una iglesia así de chida. Saliendo nos vamos a poner bien pedos ahí en el parquecito ese, hasta que nos laman los perros. En esta iglesia estaba un muerto y muchos vivos. Luego pasaron al edificio de junto; el padre al frente iba bendiciendo. Cuando me muera, quiero que me velen en una así de chida. Y que me entierren junto a mi abuela.

Yo

No tengo palabras para describir lo que se puede leer en esta placa. Sólo que es parte de mi filosofía de vida. Cuando la vi, dije: "Si no tomo esta foto, me voy a arrepentir toda mi vida". Ya después haré una réplica de la placa para ponerla en mi cuarto.


Calle vigilada

Volteé a ver la luna vespertina y una sonrisa de dibujó en mi rostro...

Arcos depejados

Había una señora en silla de ruedas y otra persona la estaba ayudando a dar un paseo por los arcos. Vieron que iba a tomar la foto y se ofrecieron a quitarse. No recuerdo si es la 1, 2, 3 ó cuál unión los está escondiendo. ¿Y si hubieran salido en la foto? Otra reflexión...
Sigue leyendo

Lo peor de la montaña

No sé porqué me empeño en decir que lo peor siempre son las caídas, o las bajadas, como les quieran llamar.

Es que antes de empezar a escribir esto, me puse a pensar en qué es realmente lo mejor de las montañas rusas. La gran mayoría coincide en que son las bajadas, porque es cuando se siente más chido. De hecho, yo también lo creo.

Sin embargo, se me olvidó por un momento que yo lo que hago es una analogía con mi vida. Y en esta montaña rusa, las bajadas se sienten muy feo: son lo peor de la montaña.

Ahora estoy así, precisamente: en la bajada.

Ya se veía venir... la subida se vive lenta, muy amenazante, disfrutable, pero a la hora de la bajada, siempre, siempre, siempre hay cosas que por más que quieras, no puedes prever. Es como un pequeño sufrimiento extra que te toma por sorpresa. Como cuando un pájaro se estrella en tu cara a la hora de la caída en La Feria o como cuando se te vuelan la gorra o los lentes por el aire. A veces, son los dos...

Y entonces te das cuenta que te duele.

Y luego, ya en el piso, con más calmita, te fijas y te sangra la frente.

A veces se nos olvida que el pasado regresa siempre, siempre, para condenarnos. No se puede escapar de él. Es como tu sombra. El pasado regresó a mi familia para recordarnos que todos estamos subidos en ese carro de montaña rusa. La que más me preocupa es ella, pero parece que fue la menos afectada. Digo "parece" porque ella siempre ha sido muy fuerte, siempre. Es un ejemplo para todos. La verdad no sé cómo está por dentro, y eso me preocupa mucho. Las consecuencias de lo que acaba de pasar aún no son tan malas, pero el futuro siempre se encarga de contradecirme, siempre.

No entiendo qué pasó hoy. De verdad que no. Quisiera echarle la culpa a la maldita pila de mi maldito celular, pero... no. Ya basta de buscar culpables en donde no. Además, mi pobre celular.. mi pobre celular no está para ser culpado por nada. Es un simple objeto que me ha beneficiado mucho más de lo que me ha perjudicado. Se nos olvida que es un simple objeto y que los humanos somos los que tenemos la culpa de todo. Mi pobre celular ha sido bendito en muchos aspectos. Ha aguantado tanto. Incluso hasta un secuestro express. No lo pienso culpar.

¿A quién culparé? No, a nadie. Lo que pasó, pasó. O mejor dicho, lo que no pasó, no pasó y ya. ¿Cómo le llamaré a esto? ¿Mala suerte? o ¿falta de interés? ¿acaso miedo?

Miedo.

Sigo sin entender qué pasó.

La Mole pasa desde unos años para acá sin pena ni gloria... pero ésta será recordada especialmente como algo que pasa más con pena que con gloria. Pero como siempre, hay una luz que se cuela entre las nubes de tormenta: muchas gracias a Rafa por el detalle que tuvo para con Tilo y para conmigo. Otra vez lo digo: por más que creas que tienes todo bajo control, siempre hay cosas que no prevés. Cosas buenas y cosas malas. El pastel estaba muy rico. El detalle fue lo que le agregó un sabor más exquisito aún. Gracias, Rafa. Ese detalle y otros que también tuve en La Mole me hacen pensar que por más que todo sean bajadas y subidas, siempre vale la pena lo que hago. Siempre.

También gracias a todos los que pueden leer esto y tuvieron el detalle de darme un bolígrafo para pintar garabatos en papel. Eso siempre se me ha hecho muy surreal, por eso me gusta, tal vez. Por eso, gracias. Por muchas cosas, gracias.

Pobre de mí si me dejo caer ahora. Pobre.

Acontecimientos como La Mole sirven para conocer personas, y para recordar a algunas que no ves muy seguido. Pero también sirven para reconocer ausencias, como pasó en esta ocasión.

En dos semanas regresaré a la rutina escolar. Es como ir contando los días que tiene un reo antes de salir ejecutado. A lo mejor me desdigo al rato, pero en este momento me hace falta ver a mi Alma Mater, como nunca... Seguramente me desdiré. Pero es un refugio... siempre lo ha sido. Es un refugio. Este semestre los miércoles serán de franquicia. Los martes serán de FULL-UDLA. Espero que después sean de alcohol. El servicio será vespertino. Adiós al "en vivo". Adiós. Adiós a tanto... Va a ser muy interesente saber cómo terminaré en diciembre. Recordaré leer este mismo mensaje y lo compararé con los de diciembre.

Quisiera salir volando de esta montaña. Quisiera que la velocidad me mande a volar muy lejos. Quisiera aterrizar en blandito, pero como eso es muy poco probable, mejor aguanto... Estoy tan bien asegurado por estos fierros que no puedo más que permanecer inmóvil. No puedo moverme. No es recomendable sacar los brazos del carro... ni siquiera para defenderte. La bajada... la bajada... no termina. Y ésta no se disfruta. Se sufre mucho.

Lo que más terror da es que una vez que termina... ¿qué? ¿Cómo será ese momento? ... seguramente será muy pacífico... es un momento de incertidumbre atroz. ¿Me prepararé para la siguiente subida o para seguir bajando más?

Good Morning, Mr. Fear.
Sigue leyendo

jueves, julio 07, 2005

Todología aplicada

Las cosas han dado un giro de 180°: Ahora la hago de reportero y de redactor de cápsulas. también ya he archivado, ya he organizado discos, e impreso portadas para los discos de Cd. Acuña, he organizado carpetas, he conseguido información para contactos... a veces hasta me he quedado sentado a ver cómo trabaja Rita mientras me tomo un capuchino que ella misma me disparó...

He dado algunos pasos, pero los de hoy jueves son ayudar en la edición (a ver si no me hago bolas con el Protools O__o) y locutorear (chale... ya me iban a dejar locutorear las cápsulas que redacté pero Rita me salió con que "a'i pa'lotra" -en otras palabras-, bueno, pero tenía razón porque la verdad la información era muy dura y como que no había "conecte" con el migrante.... ya tendré mi oportunidad)

Margarita es la productora del programa. Se ha portado chida conmigo. Ella se va en un mes a Tijuana a una estación también del IMER. Parece que me vio cara de necesitado o de ansioso por aprender porque me dijo que me iba a echar la mano, heredándome lo más posible de sus conocimientos. Sólo espero que yo los sepa aprovechar. Hoy por lo menos y quedé que le voy a ayudar a editar. Es chida.

Yo también me despediré del programa en vivo a partir de agosto...

Hoy, dos entrevistas para conseguir dónde hacer mis prácticas profesionales: y yo desvelándome... chale... ¿cuándo aprenderé?.

Igual y me pagan una lana =D ...Todavía tengo que imprimir mi curri...

Quisiera escribir más, pero neto que me preocupa eso de desvelarme, mejor ya me voy a dormir, pero como siempre, una ironía... esas gotitas de alegría que tanto me gustan :)






XDDDDDDDDDDD

No diré más... sólo citaré a mi Conejo:

"No te conviertas en lo que más odias"

JAJAJA! Súper frase para una súper ironía... ni yo lo pude haber dicho mejor. JAJA

Gracias a Chío que fue la que tomó la foto (yo ya ni me acordaba que existía JAJAJA)

Que tengan un buen día... espero tenerlo yo.

El viernes rulz!!!
Sigue leyendo

sábado, julio 02, 2005

Última oportunidad

Diarrea... bella y apestosa diarrea mental.

Espero que por todo lo que dije hoy por lo menos haya despertado las conciencias de varios.

L'Arc~en~Ciel sí puede venir a México.

¡Sí se puede, sí se puede, sí se puede...!

Pero hay que ser realistas.

Pues muchas gracias a JMG y a NEEM por su tiempo y la neta la pasamos chido =P

Me parece que el objetivo se ha cumplido. Ahora a ver qué frutos podemos cosechar.

Nos vemos en La Mole.

Julio... primero de julio... el último mes de mi "libertad" (las comillas son por lo del servicio, pero en eso vamos bien :D )... ya desperdicié un mesetote... tantas cosas que tenía que hacer y no he hecho nada.

La decidia es mi peor enemiga.

Pero aún tengo un mes :)

Los cambios no se detienen. Debo seguir adelante, pero sin olvidar mis demás pasiones.

Todo irá bien :)

Saludos a Sailor Aoi y a Ayita-chan. Gracias por leer mis diarreas :)

Saludos a mi amiguísimo, excelentísimo, adoradísimo Guillermo Rocha (recuerden ese nombre, porque pronto lo oirán por todas partes)

POKE POWER!!!

Gracias a todos por seguir apoyando a ANICAST y a mi proyecto radiofónico (ayer comenzó oficialmente el tercer año de transmisiones). ¡¡Y LO QUE FALTA!!

:D
Sigue leyendo

Recibe Psicodiarrea en tu mail