sábado, febrero 22, 2014

Sobre PowerUp! Gamers

El 22 de febrero de 2014 (día de la captura de “El Chapo” Guzmán) se estrenó en el canal ForoTV de Televisa el programa PowerUp! Gamers, propiedad de la empresa GamersMedia, que abarca productos multimedia y una cadena de tiendas de compraventa de videojuegos. En otras palabras, el medio es el comercio y el comercio es el medio.




No es la primera ni la última vez que vemos que una empresa comercial es dueña de un producto de entretenimiento dirigido a sus principales clientes, pero es necesario hacer esta aclaración para jamás perder de vista la naturaleza de este programa y su objetivo final, que no es para nada ser “una opción diferente” en cuanto a productos editoriales sobre entretenimiento interactivo se refiere ni tener credibilidad.

La fórmula de este programa es la misma que se ha seguido en los programas de este tipo en la televisión mexicana, se sigue repitiendo el canon de hacer un show de videojuegos al estilo de una revista impresa o catálogo de ventas: secciones rápidas y definidas (reseñas, previos, tops, noticias…), con información escasa, lenguaje simple, clips cortos y caras amables que tratan de abarcar todos los nichos de mercado que ellos creen que engloban al grueso de los consumidores de videojuegos en este país:

Los nostálgicos

Los “geeks” “cool”

Los casuales

Los “chavitos”

Y los “hardcore” que quieren más allá de la información simple sobre videojuegos y prefieren apreciar una belleza femenina y la cábula en general

De todos los conductores, el que destaca es Gus Rodríguez. No hay sorpresas.

Su experiencia (más en televisión que en videojuegos) es notoria en cada una de las palabras que pronuncia y en sus movimientos. Y no olvidemos el factor nostalgia que tanto vende: empezar el primer programa haciendo alusión al que marcó mi generación, “Nintendomanía”, y cerrar con la frase “¡Estamos en contact!”. Más claro ni el agua.

De ahí en fuera, vi acartonamiento, frases hechas para oírse entusiasmados, guiones simples aprendidos de memoria, movimientos corporales para verse “cool” (parte de lo más básico del lenguaje televisivo), investigación superficial, las clásicas cápsulas con voces en off.

Aunque es un hecho que PowerUp! Gamers no busca en lo absoluto ser un parteaguas en el periodismo de videojuegos en México ni ser un programa vanguardista que marque la pauta a nivel mundial, hay una cosa que sí me preocupa de su permanencia en la pantalla: la primera emisión no estuvo a la altura de la era de internet.

Hace años, cuando terminó Nintendomanía, la influencia de internet estaba en pañales. Hoy el panorama es distinto y PowerUp! Gamers se quedó corto en información, no dijo nada nuevo, los guiones se quedaron en lo simple.

Cuando grabas un programa de tecnología, la relevancia y novedad de la información es muy importante porque en un segundo cambia. Cuando es programa grabado, esto es un riesgo alto. Para mantener la atención, debes hacer otras cosas que vayan más allá de la superficialidad.

Ahora el videojugador promedio tiene como principal fuente de información sobre su afición la inmediatez de internet, con todo y sus riesgos (tenga o no computadora o internet en casa, la información está ahí esperando que sea tomada por quien la requiera, y antes eso no era así).

Antes, teníamos que esperar 7 larguísimos días para poder ver a Gus, Maggie y “el chavo” para informarnos de lo que en ese entonces era lo más relevante del mundo de los videojuegos.

Y hago énfasis en la palabra RELEVANTE, con mayúsculas: lo que estos tres personajes tenían que decirnos nos era importante, era trascendental para nosotros saberlo, tenía pertinencia periodística (porque en ese entonces Nintendo era el rey, y todos queríamos saber de él, generaba nota), no había tantas consolas colocadas en las casas (eran caras y era genial ver en la pantalla de tu TV, gratis, imágenes de los juegos), era fresco (se notaba mucha improvisación y hasta errores en las expresiones, movimientos de cámara, movimientos de los conductores en el set, moda, estilo, lenguaje, comunicación entre los que salían a cuadro, y más etcétera), era interesante (odiabas cuando había comerciales), te identificabas porque en aquel entonces hablar de videojuegos aún estaba reservado exclusivamente a los más enterados, a los conocedores y a los “nerds”, todo era underground (y hasta se ponían otros elementos en la escenografía para pedir que los juegos fueran considerados como una cosa “normal” ¿Se acuerdan de las camisetas de futbol pegadas en las paredes?). ¡Y los trucos! No olviden los trucos, ¿en dónde podías conocerlos si no fuera aquí o en Club Nintendo?


En resumen, Nintendomanía era EL programa. Tenía todo. Hasta fue de los primeros que hablaron de internet y se lo explicaron a la gente.

Qué lejos está PowerUp! Gamers de TODO eso (no me pareció ni relevante, ni fresco, ni importante, ni interesante). Pero las circunstancias de ahora son muy diferentes (no podemos culpar al programa, ni a sus productores, ni a sus guionistas ni a sus conductores por eso). Puede que sea por eso que en una era tan distinta me brinque que las cosas se sigan haciendo igual que siempre.

Siempre he dicho que las comparaciones son de pésimo gusto, pero si no quisieran comparaciones, entonces no hubieran hecho tantas alusiones a Nintendomanía (a tal grado de abrir y cerrar con él).

¿Qué diferencias hay entre aquel Atomix TV o Cybernet, y otros intentos?

¿Qué debería aprender PowerUp! Gamers del contenido que inunda YouTube, de los podcasts, de los blogs de internet? ¿Está a la altura de esos contenidos? ¿Qué opinan ustedes?

Se agradecería que a la larga se le dé una verdadera identidad al programa, que mejoren las locaciones, que los conductores no se aprendan de memoria sus diálogos, que los guiones sean más atractivos e interesantes aunque se cuente con poco tiempo y espacio (por eso ha sido un éxito Twitter) y que la edición de audio deje de ser un desastre (sé que no es fácil porque en la edición de Atomix TV yo mismo cometía muchos errores iguales).

Ah, y también que no finjan que están recibiendo tuits y mensajes en vivo: todos sabíamos que el programa está grabado y eso de fingir interacción con la gente es un cáncer que muchos medios, aún en el 2014 y con todas las herramientas de interacción que tenemos, siguen padeciendo. Esto es algo que programas como PowerUp! Gamers no necesitaría.

Agradezco la parte (muy bien lograda, por cierto) de convertir el Power Glove (“uno de los peores controles de la historia”) en un “gadget” y colocarlo como un precursor de la tecnología más moderna. Enlazar el pasado con el presente de esa forma es siempre un acierto y ojalá lo sigan haciendo. Eso sí me pareció interesante, informativo y relevante porque es darle actualidad a algo que ya no lo tiene por sí mismo. Es "darle la vuelta".

También agradezco que no haya pretensión de su parte en la parte de reseñas, pues aunque ya quedó claro que no persiguen el periodismo ni la crítica, hubiera sido muy molesto y hasta ofensivo escuchar opiniones vacías y sin fundamento de parte de personas que no saben de lo que hablan ni saben usar el lenguaje adecuado para ello. Zapatero a tus zapatos. Sigan por ese camino, pues el gran problema de los medios y “personalidades de los videojuegos” (que los hace fracasar eventualmente) es su pretensión de querer ser lo que no son o de adjudicarse títulos por los que no lucharon nada.



Si PowerUp! Gamers (o cualquier otro producto mediático, para el caso) quiere tener éxito y permanencia, nunca deberá perder de vista cuál es su objetivo principal, no debe querer ir más allá de para lo que fue concebido. Hoy, ese tipo de desvíos en el camino son más evidentes para el público. El engaño no es tan fácil como antes.

Y claro, que no se detengan los recursos monetarios para seguirlo grabando.

Mucha suerte a todos los involucrados.

P.D. ¿Prefieren a una chica ruda y acartonada como Andrea o extrañan la dulzura y frescura de Maggie Hegyi? Dicen que Andrea sí es “gamer”. Honestamente, ¿se notó que sabe de lo que habla en el programa? ¿Castlevania era un “juego sencillo de plataformas”? Ahí les dejo estas preguntas.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Wow! Lástima que no lo pude ver. Sería triste que vendieran sólo nostalgia.
Saludos
@al3xry

Gabriel on 2:18 p.m. dijo...

Como todo, hay cosas buenas y cosas malas y que bueno que las rescatas Hugo. La verdad yo no espero que Power Up se vuelva en mi nueva fuente de información de la cual me voy a enterar de todo, porque sería decirle adios a los 12 sitios de Internet de videojuegos que sigo.
Lo que sí es que se convertirá en una fuente muy dura de nostalgia y de recordar mi infancia de regresar a casa y ver el vhs con el programa de Nintendomanía de ese día. Yo creo que ellos mismos saben que no se van a convertir en la fuente de periodismo en la era del Internet. El programa es nostálgico, entretenido más no informativo y que su plus serán las secciones extras (además de que nunca pasaron lo de Mega Man que anunciaron al principio del programa).
Yo prefiero a Maggie, pero es por el mismo sentimiento de tener a Gus, es nostalgia.

watashifan on 3:00 p.m. dijo...

Por qué no mencionaste la participación de Claudio Quiroz?, es un periodista serio que ya lleva un rato en el medio de los videojuegos.
No todo es criticar desde el deconocimiento.

Deaycros. Vxz. on 3:21 p.m. dijo...

Hay que entender que el antiguo Nintendomania nunca va regresar, no tienen ni el presupuesto que en aquel entonces, ni pueden hacerlo con el mismo ritmo lento de antes, se nota que esta hecho para nuevas generaciones, todos esos chamaquitos que buscan la inmediatez que juegan en sus Ipads, que tuitean al mismo tiempo que juegan, que tienen una atención de 5 segundos que quieren que todo el tiempo este pasando algo a ellos le habrá parecido algo genial. apuesto que ni atención habrán puesto en lo que decían, solo vieron videos y musica electronica

En mi caso me gusto, entendiendo que este programa no es para mi generación,

Chalox on 3:22 p.m. dijo...

Me agrada la critica constructiva con que lo manejas Poke y estoy de acuerdo pero como lo comentas al inicio nace de un patrocinio enfocado a "vender" y el mensaje fue claro y evidente.
Solo esperemos que entre esa oleada de peticiones de parte del patrocinador de querer que sea un un infomercial de videojuegos se de algo rescatable conforme pasen los capítulos y se pueda tener un pequeño espacio de la personalidad que nintendomania o un jugador empedernido le puede dar solamente. La sección de gadgets fue de las más relevantes junto a la conducción del maestro Gus Rdz y que espantosos fueron esos gameovers de los conductores al más puro estilo programa de disney de los 90s xD

Hugo Juárez on 3:35 p.m. dijo...

WATASHIFAN:

No menciono a Claudio Quiroz porque no conozco su trabajo y porque no es mi costumbre hablar de lo que no conozco.

NO pongo en duda lo que tú dices (porque, repito, no conozco su trabajo ni lo sigo, no puedo desmentirte), pero dejo una pregunta: ¿en el programa se notó que Claudio Quiroz "es un periodista serio que ya lleva un rato en el medio de los videojuegos" como tú dices?

Yo no vi eso en el programa, simplemente siguió un guion como los demás y ya. Y NO por eso estoy diciendo que él FUERA DEL PROGRAMA no es un "periodista serio" (citándote), simplemente DENTRO DEL PROGRAMA no lo vi, así que no me digas que estoy "criticando desde el desconocimiento" porque jamás hablé de su trabajo ni lo mencioné ni me referí a nadie del programa como un "mal periodista". De hecho, ¿quién de los que trabaja ahí es periodista? No lo sé, es pregunta auténtica.

El programa NO es para hacer "periodismo serio". Entiende su objetivo y luego me vienes a criticar o a defender a personas que jamás ataqué ni ofendí ni mencioné ni puse en duda su trabajo fuera del programa.

Anónimo dijo...

Desde que entrevistaron a Gus Jr. y dijo que el staff se componía de "una chica que si es gamer", un chavo joven para que los pubertos se pudieran "identificar" con él y a Claudio porque todo el mundo lo ubicaba, te das cuenta de que esa idea no viene de ellos ni de los guionistas o productores, sino de Gamers.

Me llama la atención que si mal no recuerdo hace muchos años, Gus dijo que no se iba a vender él ni la imagen de Nintendomanía a ninguna tienda o retail.

No podría decir que la propuesta es buena o no porque es su primer programa, pero si sé que es un Gamers TV 2 que en lugar de tener a Ale Vicencio, tiene a Gus Rodriguez. (Que por cierto, era un capricho que tenían los de Gamers desde hace ya varios años).

Quisiera pensar que este programa será lo que promete, pero recuerdo que los hilos los sigue jalando GamersMedia, por lo que mejor me entrego al beneficio de la duda.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con tu punto de vista, creo que más que un programa enfocado a presentar novedades en el mercado se encarga precisamente de ser un catálogo de compras de Gamers, esto es evidente desde los cuatro costados y digo no está mal, pero la verdad en cuanto a información y demás aspectos que implica un programa de este tipo me quedo con cosas que puedo encontrar en internet, A mi gusto tratan demasiada información en el poco tiempo que tienen, eso fue lo que no me gustó para nada: el ritmo del programa

Eder Garcia on 10:44 p.m. dijo...

gran articulo, lo encontre por casualidad jeje.
"¿Qué diferencias hay entre aquel Atomix TV o Cybernet?"
pues desde mi punto de vista, Atomix TV fue neutral, Cybernet, por ser del Reino Unido, era anti-Nintendo y a veces sus criticas hacia ciertos juegos de PS2 y Xbox eran demasiado duras, ideal para el hardcore gamer. Power-UP lo veo como Gamers TV + una pizca de Nintendomania, asi de simple.
yo veo que el regreso de Gus se dio para tratar de eliminar esa imagen negativa que Nintendo ha ganado desde el boom del PS1 hasta el boom de los juegos Android/iOS, Nintendo sigue vigente en Mexico, pero con la competencia muy fuerte que hay ahorita, (y la severa crisis del WiiU en estos momentos) esa vigencia esta disminuyendo.
saludos raza mexicana

Anónimo dijo...

Apenas ayer ví el programa que ha causado polémica (claro que no jajaja) Es factor nostalgia eso que ni que, ¿en donde se notó? dejen a Gus de lado, no mamen "el chavo" tiene el miiiismo pinche corte de pelo, supongo para que la banda de nuestra generación lo reconociera al instante. Tambien cabe destacar esa frase noventera que utilizaron tooodos los conductores para despedir el programa, está dominguero y por lo mismo no me desagrada.
atte. Mike

Anónimo dijo...

Yo lo ví en internet, cuando lo subieron a su canal, y ahí mismo vi los otros, incluso donde sale Habacuc, el programa obviamente es un producto más, una extensión de Gamers, no era necesario que cubrieran televisión, ya que es evidente que el internet se comió a las fuentes impresas que hablan sobre este tema, pero supongo que había espacio disponible en el canal, además de agarrarse del factor nostalgia de muchos de nosotros, como dicen por ahí arriba, varios ya pedían como caprichito el regreso de Gus a algún programa así, sabemos que no lo van a buscar por información, obviamente generará vistas por el simple hecho de que sale Gus y su hijo Javier, que sigue idéntico.

En cuanto a Claudio, como mencionas, tampoco sigo su trabajo, muy pocas veces compre Gamers, de la misma forma casi nunca vi gamers tv.

El otro sujeto, el más joven, no tengo idea de quien sea, y la tipa, me da absolutamente lo mismo, no le puse atención y no creo ponersela si llego a ver más programas cuando los suban.

Después de Nintendomanía, vi por muchos años Cybernet, me gustaba mucho la estructura del programa, pero le perdía la pista porque cambiaba mucho de canales en cable.

Si algo podrían hacer a futuro, no solo en programas de television o internet, sobre videojuegos o sobre cualquier cosa, sería no abusar de los estereotipos, a veces irrita que piensen que todo el que consume el producto es un chamaco en plena crisis de identidad.

Saludos y evita contestar solamente a los comentarios críticos, relaja la vena.

Un Abrazo!

Queremoscomer on 10:19 a.m. dijo...

Hace poco vi el programa y me encanto, solo algunas anotaciones:

El intro no es tan memorable como la animación de Nintendomanía, ni por la música ni por las imágenes.

2.- Todos los fans de Nintendomanía agradecemos que empezaran el programa con el último momento del último programa.

La voz de todos los conductores está bien. La de Gus Rodríguez por supuesto es la más reconocible, pero la de Emilio necesita mejor entonación, casi no se le entiende.

El encanto del antiguo foro de Nintendomanía es que parecían cuarteles secretos, llenos de pósters y grafitis. Aquí sólo es un camión con pantallas ¿Dónde está el amor?

Publicar un comentario

Recibe Psicodiarrea en tu mail