miércoles, enero 14, 2009

Reseña: Tekkonkinkreet

"Pueblo Tesoro" es una típica ciudad de anime: colores estridentes por doquier, habitantes indiferentes ante el pelligro, jóvenes esperanzados que luchan por las causas justas, yakuzas despiadados que quieren explotar al máximo las bondades del pueblo y, por supuesto, alienígenas súper poderosos.



Tekkonkinkreet (鉄コン筋クリート - Tekkon kinkurîto - "En defensa de la Ciudad Tesoro" en español, traducción literal: "concreto reforzado") es una película animada del 2006 dirigida por el estadounidense Michael Arias, quien es el primer director occidental de la historia en tener a su cargo una súper producción de anime. Arias no es sólo famoso por esto ni se ganó la dirección de esta película "de a gratis": ha vivido en Japón desde los 22 años, se involucró en la concepción de los efectos especiales de películas como The Abyss, participó en el corto "Beyond" de Animatrix, y ayudó a desarrollar el programa Softimage XSI que da a la animación por computadora un aspecto de dibujos tradicionales. Este software fue usado por el mismísimo Hayao Miyasaki en películas como Mononoke Hime, y subsecuentes.



Arias comenzó a trabajar en este proyecto allá por 1999. Tekkonkinkreet está basada en Black & White, un manga de tres volúmenes del mangaka Taiyō Matsumoto. La historia nos cuenta las aventuras de un par de chicos dentro de la "Ciudad Tesoro": Black, rebelde, duro y obstinado; y White, inocente, puro, casto y juguetón. Dos caras de una misma moneda: la adolescencia. Ambos, conocidos en la ciudad como "The Cats", deberán lidiar con un grupo de Yakuzas que quieren adueñarse de Takara Machi (Ciudad Tesoro) para convertirla en un gran negocio, a costa de sus habitantes.



De entrada, si eres de los que siguen de cerca la evolución que ha tenido la industria de la animación, DEBES ver/comprar/rentar esta cinta. Se trata de una de las animaciones más espectaculares que he visto en los últimos años, con un despliegue de recursos monumental, colores estridentes por todos lados y obsesivo cuidado a cada detalle de la ciudad. Cada edificio, cada tienda, cada habitante, cada señal de tránsito, cada ventana: todo tiene una personalidad propia. Takara Machi reboza de vida por donde la veas, desde los barrios más bajos, hasta sus edificios más altos y emblemáticos. La arquitectura goza de una combinación única de elementos hindúes, chinos, japoneses, occidentales y mediterráneos (ya se imaginarán lo LOCO que están cada una de las vistas y la combinación de colores e íconos).

Takara Machi = Surrealismo + Color, una fórmula que llega a su punto más alto en las secuencias oníricas que tienen lugar en la última parte de la película. Sin embargo, la secuencia inicial es simplemente sublime e intrigante. O sea que de principio a fin quedarás maravillado, sin duda.



Ninguna película me había impresionado tanto (en términos visuales) desde Akira (aunque Paprika también merece mencionarse). Tekkonkinkreet es un ejemplo perfecto del enorme potencial que tiene la animación digital, cuando se combina con la tradicional, para dar origen a historias fantásticas en donde el límite es única y exclusivamente la imaginación del dibujante o del director.



Otro aspecto a destacar es la música, a cargo del dueto británico de música electrónica Plaid. Además, Asian Kung-Fu Generation, uno de los mejores grupos japoneses de rock (para mi gusto) participan con la rola 或る街の群青 (Aru Machi no Gunjou, algo así como "Un pueblo en azul marino")



La trama está llena de (muy) evidentes contrastes clásicos (y podríamos decir que hasta clichés): el bien y el mal, la inocencia y la malicia. Los personajes representan claramente estas características del ser humano de una forma muy predecible y constante durante todo el filme. Aunque, claro, en toda historia "con moraleja" debe haber por lo menos un personaje que tenga una catársis y cambie al final, y en Tekkonkinkreet lo hay, por supuesto: hay arrepentimiento y redención.



También hay fraternidad: al haber crecido en las mismas precarias condiciones, Black y White son hermanos fieles y solidarios, se complementan el uno al otro, se apoyan para sobrevivir en las difíciles condiciones en las que viven. Al ser separados por la fuerza, Black emprende una búsqueda implacable para reunirse con White, pero al final se da cuenta de que las condiciones son demasiado agresivas en el pueblo, así que deja que White tenga una "mejor vida". ¿Se reunirán al final? Eso ya lo van a tener que descubrir cuando vean la película.

Lo que vemos en el personaje de Black es que realmente puede llegar a ser tan malo como "los malos" de la cinta. Así, mientras éstos buscan apoderarse de Ciudad Tesoro matando o aplastando a quien se interponga, Black acaba por comportarse igual al buscar a White.



La cinta juega y trata con temas como la hermandad, la fidelidad, la traición, el compañerismo, el egoísmo y la traición en una forma que sin duda nos remite a las fábulas clásicas aunque busca conservar el realismo que los tiempos modernos exigen. Por eso, no hay ABSOLUTAMENTE NADA que nos deba sorprender de la trama de esta película. La mayoria de los elementos son 100% predecibles y las lecciones morales son demasiado evidentes. Sin embargo, algunos podrían sorprenderse al final cuando por fin se rebela la identidad de un extraño y misterioso personaje que constituye una leyenda urbana en el mundillo de Ciudad Tesoro. Un toque "sobrenatural" que es el único "giro" de la trama.

Por otro lado, el que los personajes se te presenten tan planos y predecibles abre las posibilidades de catársis y giros que podrían ser atractivos. Lamentablemente, no vemos nada de esto en la cinta, y se pasan por alto muchas posibilidades que hubieran sido interesantes. Así, vemos varios personajes que tenían un potencial enorme, desperdiciados. También el guión deja varios cabos sueltos que quedan en un segundo plano para mostrarnos el "final feliz" que ya anticipábamos desde varios minutos atrás.



¿Qué lección podemos sacar de todo esto?

Tekkonkinkreet es simple y sencillamente un intento bastante soso para fusionar la técnica y experticia de los animadores japoneses con las temáticas suaves y fácilmente digeribles que el público gringo espera cuando va y se sienta a ver una película. Es una forma muy fácil de hacer que un gringo exclame "ooooh!", tanto de admiración por los impresionantes efectos especiales, como de ternura al entender los nada complicados mensajes moralinos de la cinta.

La cinta es un intento por fusionar las técnicas japonesas y occidentales para que más público alrededor del mundo se interese por la animación y, por ende, sus creadores puedan obtener más lana. La simpleza de la trama contrasta enormemente con la magistral animación, que ultimadamente es lo más rescatable de Tekkonkinkreet. Véanla en Blu-ray, es una experiencia ÚNICA.



Quiero aclarar que la neta el mensaje de la película está "bonito", o sea, es agradable ver este tipo de historias, me gustó, pero sinceramente esperaba mucho más de la trama y del gran despliegue de recursos de la película.

Ojalá que en el futuro se continúe con esta colaboración de oriente con occidente en la animación, pero que las temáticas alcancen el mismo o nivel de profundidad de Paprika o la misma Akira. Porque no cabe duda que para darnos lecciones "fumadas", los japoneses se pintan solos. La ciencia ficción y las temáticas más fantasiosas no están peleadas con los mensajes profundos, introspectivos, filosóficos y/o morales, ¿o sí?

¿O será más sano pedir que los japoneses NO se fusionen con los occidentales para hacer este tipo de obras? Por que cada uno tiene su estilo, sus virtudes y sus vicios, ¿que no?

(Gracias especiales a mi amigo RO quien fue el que me prestó este Blu-ray)

4 comentarios:

Megami no Senshi on 11:57 p.m. dijo...

Hey POke!!!!

Tanto tiempo de no vernos y de no comentarte en tu blog psicodiarreico XDDDDDDDDD

Vaya recomendacion, se oye interesante aunque la trama sea predecible jaja... Tratare de verla pronto, a ver si puedo antes de entrar a la escuela XD

Verla en blu-ray? Claro, como don señor "yonosoyburguesperotusi" tiene PS3... XD Nahhh ya sabes que es broma... Ps la vere en dvd yo creo... jaja...

Saludos! A ver cuando das alguna señal de vida... Para cuando el siguiente pedido de yesasia? XD

Anónimo dijo...

hola.no entiendo porqué Tekkonkinkreet es "un intento bastante soso para fusionar la técnica y experticia de los animadores japoneses con las temáticas suaves y fácilmente digeribles al público gringo".Ya que la trama es bastante fiel en todo al manga,de autor japonés.

Hugo Juárez on 12:01 p.m. dijo...

Hola Anónimo,

En realidad el comentario no iba dirigido a la trama o la animación por sí solas, sino a la combinación de ambas en su conjunto, la cual me pareció eso, sosa, esperaba más. Saludos.

Anónimo dijo...

no creo que la palabra ´´sosa´´ describa esta animación, creo q simplemente tiene una trama q si bien es predecible, es bastante cautivadora, quizás por los dibujos mismos pero cumple con la espectativa de hacer ´´diferente´´ no convencional y eso se agradece a toda hora cuando buscas ver algo nuevo. me gusta como tocaste el tema eso si con excepcion de lo ultimo . vale :)

Publicar un comentario

Recibe Psicodiarrea en tu mail