viernes, octubre 14, 2005

Cultura y otros términos reinventados

(Comentario sobre la entrevista México, país de partido único mediático, realizada por Cárlos González a Armand Mattelart, publicada en la revista etcétera, septiembre 2005)


Leer a un buen teórico de la comunicación es regresar a los orígenes y principios que tiene esta carrera que elegimos. Principios que nunca deberíamos olvidar, pero que seguramente algunos habrán de hacerlo a la larga. Pero más que regresar al pasado, a esas clases y teorías de Introducción a la Comunicación de primer semestre, es recordar que el presente de la comunicación no sólo son propuestas frescas para radio o tele sino también palabras sabias, concretas y enriquecedoras. Es, también, analizar conceptos reinventados que no deberíamos olvidar, per se y porque seguirán reinventándose. También nosotros debemos reinventarlos, sin duda.

El primero de ellos, el que más me llamó la atención analizar, fue el de cultura. Me parece que Mattelart emplea el término en el sentido de “culto”, saber, acumulación de “buenos y útiles conocimientos”, y, por lo tanto, tiene razón cuando habla de que hay una “gran crisis de servicio público” así como al sugerir que recordemos las funciones primarias que tenían los medios masivos. En ese sentido, concuerdo con él. Pero no hay que olvidar que la palabra cultura tiene varias acepciones. Una de ellas se refiere a las manifestaciones y exteriorizaciones de la mentalidad de las sociedades. En ese rubro, me parece que los medios de comunicación no sólo reflejan la cultura de la sociedad (es decir, lo propio de las masas, lo que es de su interés o lo que “piden”), sino que son el principal reflejo de la misma y además, el motor esencial para definirla, redefinirla, cambiarla y son medio de asimilación de esa “cultura artificial-mediática” para las masas. Aquí habría entonces que entrar en honduras y preguntarse si los medios son los que reflejan la cultura o si ésta es establecida y reinventada por aquellos. ¿Los medios masivos son agentes pasivos o activos ante las transformaciones que sufre día a día nuestra cultura? Sinceramente no me siento apto para contestar esta pregunta autoformulada (sería interesante saber lo que Mattelart respondería) pero sí creo que es un poco de ambas cosas. Además, ¿qué tal si por primera (y, quizá, única) vez quitamos un poco de culpa a los pobrecitos medios y pensamos en que tal vez la sociedad es la que ha cambiado a tal grado que la telebasura y demás productos “chafas” son un reflejo exclusivamente suyo, en el que los medios no han tenido nada que ver, que sólo lo comunican más no lo crean? Después de todo, medio que no reacciona ante los estímulos de su ambiente, medio que muere, ¿o no?

Internet: antes vista como la “súper carretera de la información” y ahora ¿cómo Dios? Por aquello de lo omnipresente, sabelotodo y regidora de las vidas de nosotros, pobres mortales, que ya no pensamos por nosotros mismos y nos hemos olvidado de lo que es un libro. El gran problema de la internet, según mi punto de vista, es que a nadie se le ha ocurrido enseñar a la gente a usarla. Y si a eso le sumamos lo que menciona Mattelart, y concuerdo con él, de que no sabemos ni cómo preguntarle, creo que va a pasar un buen tiempo antes de que se sepa explotar al 100%, o por lo menos para que se le considere ya como un medio de comunicación “serio”. Todo esto es como rezarle a Dios pero en un idioma pagano, ¿así cómo nos va a entender? Aún hoy hay gente que no sabe utilizar un buscador… encuentran “como Dios les da a entender”, nótese la ironía de la frase…

Los medios son el cuarto poder. Lo que más me impactó de lo dicho por Mattelart fue eso de que “…el medio en sí no es un poder, tiene poder porque está en medio de una imbricación de unas estructuras de poder.” ¡Qué buena forma de romper con las frases hechas! Y esto es cierto, porque para entender el poder contemporáneo hay que comprender el contexto particular donde éste se manifiesta. Y el caso de México es definitivamente digno de análisis. No me extraña que Mattelart supiera al respecto. Y aquí entra perfectamente el ejemplo que él pone sobre Francia, en donde los medios son un poder regulado y delimitado. A lo mejor sí tienen esa gran influencia que todos sabemos que los medios tienen sobre las masas, pero ese poder es diferente ya que en cierta forma les es otorgado por la misma gente (lo digo por lo del Observatorio Nacional de los Medios). En México, los medios tienen ese poder porque los “otros” poderes son como son. Y quien debería regular el alcance de todos esos “poderes” es la sociedad, sin duda. A lo mejor para ayudar tras los desastres nos organizamos bien bonito, pero ¿y para este tipo de cosas? Es que los mexicanos (todos, no sólo los políticos) no sabemos priorizar y mientras no aprendamos a hacerlo, pasarán delante de nuestros ojos y oídos infinidad de temas a discutir que quedarán “en el tintero”. Serán como la cosquillita incómoda (más aún que las elecciones) que quede pendiente y que a algunos les resultará peor que un permanente zumbido de oídos. Pero la mayoría de la esfera pública tiene otro tipo de cosquillitas más importantes…

Aunque Mattelart no esté de acuerdo con su cine, por ahora lo único que queda es seguir alabando al genio de Michael Moore…

4 comentarios:

Anónimo dijo...

hey nice posts i added you to my bookmarks

Just wanted to say everything you posted was a good read.
Its nice too see that some people create decent and entertaining blogs, yours kept me reading for well over 10 minutes.

Thanks!

Roberto Iza Valdes on 10:19 p.m. dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Rodrigo "Hitman" Cortés on 4:57 p.m. dijo...

que onda Poke...
Lo que escribiste esta chido... muy tuyo...

Podria decir varias cosas... Los medios probocan angulos espectaculares de dramas que son mas ficticios que la propia realidad a veces.

Recuerda que un gran sector de la gente lo que quiere de la television es ver una vida exagerada (eso en el tercer mundo imaginate en el primero).
La Custion Cultura, etsoy tanto de acuerdo contigo como con este señor... pero aplicando la de "a como dios les dio a entender" pues cada uno lo interpreta muchas veces a como le conviene.
A veces hay que tomar el riesgo de evolucionar y no esperar a que la gente te diga que hacer... como dice el coque muñiz... el publico es el que sabe... pero no opina, solo aplaude... una cosa es respeto y otra cosa es borregada...
En pocas palabras... el que hace las cosas bien y con talento, el publico no lo complace... el complace al publico...
En fin ya me desvie... el cuarto poder son los medios de comunicacion, ya que al volverse personas en algo asi como supuestos lideres de opinion se deriva que se le tome mas atencion... aunque tengan o no la razon.. es como si Krusty se volviera en senador en los simpsons... (idea que no han quemado aun)...
peor bueno, ya tuvimos a un payaso vendido en la tele... ^-^...

Aya-chan dijo...

Tienes toda la razon del mundo @@ la verdad creo que los medios de comunicación simplemente ofrecen lo que la gente kiere ver y saber, lamentablemente por eso hay tantos programas de chismes, porke las personas solo les interesa andar en eso, como ya no hay chismes de lavadero ya que todo esta tan modernizado que ya ni lavaderos se usan casi, de onde mas agarran chismes ke de la television @@UU chiales todo mal, y luego se quejan porke no hay programas educativos, si cuando los llega a haber nadie los ve porke les parecen aburridos, por eso la tele es mas considerada como mero entretenimiento, donde ponen lo que la gente pide, y si la gente pide basura, basura le dan, o no? o.o

wenu, cuidate mucho y se feliz =D

Publicar un comentario

Recibe Psicodiarrea en tu mail