miércoles, abril 06, 2005

Como en la montaña rusa

Estoy escuchando el nuevo disco de Böa. Conservaron mucho su estilo de Duvet y todo eso, pero sí se oye un tanto diferente. A ver qué opinan "los expertos".

La vida es como una montaña rusa. Mientras estaba en S.L.P. y luego en Vallarta estaba en lo más alto. Entre viajes caí en abismos bastante profundos. Ahora mismo me estoy recuperando de uno.

Después del Spring Break sabía que venía un momento de stress cañón: la Semana de Comunicación. La gran mayoría de los miembros del "equipo" decidieron desde muy tempranas fechas dejar de preocuparse y disfrutar la vida. Realmente fuimos pocos los que nos comprometimos.

La semana quedó bien, y en lo que a mis responsabilidades respecta, también hubo altas y bajas.

Las visitas fueron lo que me esperaba: poca gente e interesantes.

La conferencia de Anicast padeció los problemas de la desorganización... era de esperarse.

Ese mismo día en la noche, comencé a caer en el abismo del cual apenas estoy saliendo.

Desde antes de irme a S.L.P. tenía problemas en la garganta. Muy leves, porque si no no me hubiera ido. Allá se agravaron por no cuidarme, tomar cosas frías y estar expuesto al aire potosino y al frío del camión. Estuvo muy feo eso.

Regresé feliz de mi viaje y me dispuse a irme a otro totalmente diferente: el Spring Break.

De ambos iré narrando mientras subo las fotos.

Allá en Vallarta las cosas estuvieron de lujo, pero seguí descuidándome tomando las cosas más frías y nadando y todo eso... no iba a desaprovechar, ¿o si?

=D

La primera señal del ocaso fue la congestion auditiva que sufrí segundos después de que arrancó el camión a Vallarta. Durante el viaje no dormí nada pensando en el dolor de oídos que estaba por llegar. Afortunadamente nunca llegó, pero sí se me taparon los oídos. Compré unas gotas allá pero no sirvieron de nada. Solo me quedaba esperar... a que pasara sola la molestia.

Mi congestión siguió. Regresé a la ciudad y aún no escuchaba bien del oído izquierdo. Me preocupé. Fuí al otorrinolaringólogo. Me recetó jarabe y antibióticos que hasta la fecha sigo tomando. La molestia en los oidos no ha cesado del todo. No puedo oír mi música como antes. No puedo apreciar lo nuevo de Böa.

El viernes no podía articular más de 5 palabras sin que me diera un ataque de tos. Los radioescuchas lo notaron. GRACIAS A TODOS POR SUS BUENOS DESEOS. =D =D =D

Hoy ya estoy mejor de la tos, y la congestión está bajando.

Eso apenas fue una parte del abismo. La otra fue la infección estomacal. Aún no sé qué fue lo que comí que me hizo mal. A lo mejor fue el stress. A lo mejor fue la gastritis. Hasta el día de hoy ya tuve más apetito, pero aún así no me he recuperado del todo.

Hoy no me preocupa mi futuro, ni las relaciones con los demás, ni mi familia, ni lo que tengo en la mente. Me preocupa mi salud. Tanto como nunca me había preocupado.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Recibe Psicodiarrea en tu mail