miércoles, julio 03, 2013

Permanencia Involuntaria 171: Todo sobre las nuevas consolas


¡Hola a todos! Terminó el E3, regresé del viajesote que eso implica y acudí al llamado de Fausto Ponce para platicar con él sobre las nuevas consolas.


Por eso, he aquí el nuevo episodio de Permanencia Involuntaria sobre el tema, y demás debrayes que ya saben que "no" se nos dan a Fausto y a mí.

Espero mucho sus comentarios.

O



Sigue leyendo

Titanes del Pacífico: Reseña / Crítica


No voy a detallar cada una de las coincidencias que encontré entre Evangelion y esta película de Guillermo del Toro. Primero por que son bastantes, pero también porque creo que éstas son cosas que, si bien influyeron en mi percepción de la película, no podemos tomar para basar una reseña o una crítica en ellas. Eso es algo que sólo los que hayan visto Evangelion van a entender y tal vez con ellos platique en privado al respecto.

Me concentraré mejor en los aspectos formales de la cinta, que todos pueden apreciar aunque no hayan visto Evangelion. Titanes del Pacífico es la cinta más hollywoodense que he visto de este director mexicano, y eso trae consigo puntos positivos y algunos negativos.
Comencemos con la trama: Pacific Rim sigue una fórmula muy socorrida que a pocos sorprendería. Tenemos un conflicto principal que es la invasión de los Kaiju. El misterio de su origen está resuelto desde el inicio, lo cual le quita mucho atractivo a todo, desde mi punto de vista, y deja claro que lo importante de la película son los trancazos y los efectos especiales, punto.

Posteriormente, conocemos la solución al conflicto pero por supuesto ésta no será fácil y hay algunos girillos de tuerca que complican todo. No les voy a spoilerear si lo logran, lo que quiero destacar es la forma tan evidentemente clásica que Del Toro utilizó para contar su historia. Al final de la película, sentí que esto fue totalmente intencional, porque creo que el objetivo del director era filmar una película por capricho para expresar sus intereses y hobbies personales, pero apelando a un gran público para que la disfrutara y fuera un éxito. Personalmente esperaba mucho más de la trama pero, al ser un modelo clásico el utilizado, no falla. 
Incluso hay espacio para el romance, la nostalgia, el conflicto humano y el humor. También para personajes infaltables estereotípicos: el comediante, el nerd, el “malo”, el bueno, el que se convierte en bueno pero empieza malo, la damisela en peligro, etc.

Por otro lado, tenemos los efectos especiales, también muy hollywoodenses: sin duda son de primer nivel, hay un diseño de arte detrás de cada monstruo y robot, la imaginación de Del Toro se exhibe en su máximo esplendor sólo en este aspecto, no así en la trama. La gran importancia que se le dan a los efectos en toda la película convierten a la misma en una opción palomera y dominguera, que no te decepcionará si lo que quieres es decir “woooow” durante toda la experiencia.
El ritmo de la cinta también es muy occidental: tenemos momentos muy tranquilos que contrastan con la acción exacerbada de los trancazos entre seres gigantescos. A veces, desde mi perspectiva, el ritmo se siente irregular. Contrasta mucho con Guerra Mundial Z, otra cinta que recién vi y que en todo momento está arriba, jamás te deja descansar como espectador.  En cambio, en Titanes del Pacífico hay momentos en los que dormité un poco. 

Fui a ver la cinta con la esperanza de encontrar reflejos de la imaginería de Del Toro en la trama, pero únicamente los vi en el diseño de personajes y eso me decepcionó un poco. Por lo demás, es evidente que Titanes del Pacífico es un homenaje muy loable del director hacia el cine y TV oriental tokusatsu de monstruos gigantes, en el cual se nota la libertad de Del Toro para cumplir uno de sus sueños, aunque eso provoque que en términos de propuesta la cinta se quede corta. 

Aclaré que comparé mucho a la película con Evangelion en muchos momentos y que era evidente que mi cariño hacia esa serie modificó mi percepción de Titanes del Pacífico, pero en general y fuera de comparaciones, creo que ésta es una buena película que vale la pena ver: palomera y dominguera; no es la mejor de Del Toro, ni muestra como en El Laberinto del Fauno, Hellboy, Mimic o Cronos su majestuosa inventiva. Habrá que ver el Blu-ray para conocer la versión del director, que se nota a leguas que existe. 
Si no viste Evangelion pero sí Transformers, sin duda te llevarás una gran sorpresa al verla, porque si la comparamos con ella es claro que Pacific Rim se la lleva de calle en términos de propuestas visual y dramática, es una cinta muy diferente que no cambiará tu vida pero te distraerá por un tiempo.
Sigue leyendo

Recibe Psicodiarrea en tu mail